Esta semana tengo el placer de colaborar en el blog Psicología Infantil y Crianza con Apego, de Mónica Serrano. No te pierdas el artículo ¿Sabes cómo cuidar tu suelo pélvico durante el embarazo?

Continúo con la segunda parte de este artículo, si te perdiste la primera parte pincha aquí.

SP y postparto IIImagen: Robert Bejil

Postparto temprano

En caso de que hubiera puntos lo normal es que hayan desaparecido ya en este momento, han pasado 6 semanas desde el parto (12 en caso de que fuera una cesárea). Tienes más y mejor conciencia de la activación del suelo pélvico y habrás ido aumentando la dificultad de los ejercicios de contracción-relajación. Para seguir con la progresión de los mismos puedes realizarlos en distintas posiciones, como por ejemplo tumbada boca arriba llevándote las rodillas al pecho o en cuclillas.

Es necesario en este periodo que vayas incluyendo ejercicios globales que te ayuden a integrar el periné junto con el resto del cuerpo, recuperar la estabilidad de tu pelvis y el equilibrio postural. Te propongo varias opciones que se centran en el movimiento consciente:

Gimnasia abdominal hipopresiva: Esta disciplina consiste en trabajar la zona abdominal y el suelo pélvico de forma refleja y sin aumentar la presión intraabdominal. Se realizan distintas posturas en apnea respiratoria (soltando todo el aire y manteniendo los pulmones vacíos, sin coger aire) que nos ayudarán no sólo a prevenir y mejorar incontinencias o caídas de los órganos pélvicos, también beneficiará a nuestra postura y nos ayudará a disminuir el diámetro de nuestra cintura.

Pilates: El trabajo con la respiración y los ejercicios desde la conciencia que se llevan a cabo en pilates son muy interesantes a la hora de recuperarnos tras el parto. Es imprescindible que las clases estén adaptadas a este periodo y que el instructor sepa en todo momento en que fase nos encontramos pues dentro del repertorio de pilates hay ejercicios abdominales que no debemos realizar, sin embargo hay muchos ejercicios que trabajan el abdomen y el suelo pélvico de forma indirecta y de los que nos beneficiaremos.

Otras disciplinas como danza del vientre y yoga: De nuevo por sus ejercicios y forma de ejecución son recomendables para la recuperación postparto.

En todos los casos te recomiendo que busques un profesor que conozca el embarazo y el postparto y cómo recuperar tu suelo pélvico y zona abdominal adecuadamente.

Si conoces el masaje perineal también puedes usarlo en este periodo en caso de que notes mucha tensión en la musculatura por ejemplo en caso de que haya cicatriz.

Postparto tardío

Después de tu primer hijo siempre estarás en un periodo postparto. Si nunca habías tomado contacto con tu suelo pélvico aprovecha este momento para integrar los ejercicios a tu vida diaria, si te acostumbras el cuerpo te lo acabará pidiendo y estarás trabajándolo casi sin darte cuenta.

¿Y si he tenido una cesárea?

En este caso también es necesario que reentrenes tu suelo pélvico, no sólo porque ha sostenido a tu bebé durante todo el embarazo. El abdomen profundo trabaja íntimamente relacionado con la musculatura del periné por lo que al encontrarse la primera muy débil por la incisión la segunda no será capaz de trabajar con la misma eficacia. En este caso es importante recuperar también la musculatura abdominal de forma correcta.

Además de preparar talleres específicos para aprender correctamente ejercicios de suelo pélvico, también estoy preparando grupos de ejercicio específicos para mujeres basados en gimnasia abdominal hipopresiva, pilates, psicomotricidad y mucho más, en los que entrenaremos todo nuestro cuerpo desde el movimiento consciente y tendremos un espacio en el que trabajar desde las inquietudes de cada participante. Mediante el autoconocimiento de tu propio cuerpo tu misma podrás evitar o recuperarte de las molestias que te puedan surgir en el día a día. Si vives en Madrid y estás interesada no dudes en contactar conmigo.

También te puede interesar:
¿Cómo me preparo para el parto?
Pequeños cambios en el embarazo que te evitarán molestias
«Le premier cri»: Otros partos, otras mujeres, otras culturas

Publicado por María Pérez