Los dos extremos del espectro

María Pérez

Soy fisio de mujeres y paso consulta, imparto talleres y clases grupales en Madrid. Me encanta enseñar y tengo la suerte de formar parte del profesorado del Grado de Fisioterapia de la UAX. Soy curiosa, estoy enamorada de la danza aérea y adoro aprender cosas nuevas sobre el cuerpo humano.
12/12/13

“Serían necesarios varios volúmenes para presentar un estudio exhaustivo de las características de un gran número de culturas y de la forma en que esas culturas ponen a prueba el instinto materno protector durante el corto período crítico que sigue al nacimiento. No hace falta más que una mirada general a los datos de que disponemos para llegar a una conclusión muy simple: cuanto mayor es la necesidad de desarrollar las capacidades agresivas de una sociedad dada, más agresivos son los rituales y las creencias en el período cercano al nacimiento.

leonidas moImagen: Carlos Blanco

Esta simple regla es fácilmente ilustrada tomando como ejemplo casos extremos. Los espartanos en la Grecia antigua, eran guerreros antes que nada. Cuando nacía un varón, se lo tiraba al piso. Si lograba sobrevivir, se convertiría en un buen guerrero.

Si las perturbaciones del primer contacto mamá-bebé a través de creencias y rituales son casi universales es porque son ventajosas en lo que concierne a la evolución de la especie (1). Para interpretar estas actitudes paradójicas e intrigantes, debemos tener en cuenta que las sociedades preagrícolas han prácticamente desparecido en la era de estudios antropológicos; esto significa que los grupos humanos estudiados por los antropólogos del siglo XX comparten los mismos principios estratégicos de supervivencia, a saber: la dominación de la naturaleza así como la dominación de otros grupos humanos. Para tales sociedades es ventajoso moderar y controlar los diferentes aspectos de la capacidad de amar, incluida la capacidad de amar a la naturaleza y de respetar a la Madre Tierra.

bosquimanos moImagen: Charles Roffey

Nuestra interpretación es confirmada por los datos que conciernen a un grupo muy pequeños  de poblaciones preagrícolas que pudieron ser estudiados antes de su desaparición y que tenían estrategias de supervivencia diferentes. Su estrategia era vivir en perfecta armonía con el ecosistema; en tales sociedades era una ventaja desarrollar esta forma de amor que es el respeto por la Madre Tierra. La prioridad no era desarrollar el potencial humano de agresividad. Entre estas sociedades, citemos la de los Efe Pigmeos, que vivían en la selva Ituri del Zaire. Tenían un instinto ecológico bien enraizado y, en particular, un profundo respeto por los árboles. Parece, según los escritos de Jean Pierre Hallet, que ellos no tenían creencias ni rituales que pudieran perturbar el parto y el primer contacto entre la mamá y el bebé (2). Gracias a Melvin Konner (3), contamos con datos interesantes concernientes al nacimiento solitario y sin asistencia entre los Kung San, un pueblo africano de cazadores-recolectores.

“Cuando una mujer siente los síntomas iniciales del parto, no hace ningún comentario; se va del pueblo tranquilamente cuando el nacimiento parece inminente, camina unos cientos de metros, encuentra un lugar a la sombra, lo ordena, arma una cama de hojas  bien mullida y trae a su bebé al mundo en cuclillas o acostada sobre un lado – sin la ayuda de nadie”.

Obviamente, los procesos fisiológicos eran perturbados lo menos posible en grupos humanos donde la estrategia de supervivencia no era dominar la Naturaleza.

Las conclusiones inspiradas en un enfoque etnológico refuerzan aquellas establecidas desde otras perspectivas. Las consecuencias a largo plazo del corto período cercano al nacimiento son confirmadas. El acercamiento etnológico introduce el concepto de amor a la naturaleza y sugiere que la relación con la madre y la relación con la Madre Tierra son dos aspectos de un mismo fenómeno.”

“La cientificación del amor. El amor y la ciencia” Michel Odent.

(1) Odent M. Calostrum and civilization. In.: the nature of Birth and Breastfeeding. Bergin and Garvey 1992
(2) Hallet J.P. Pygmy Kitabu. Random House-NY 1973
(3) Eaton SB, Shostak M, Konner M. The paleolithic Prescription. A program of diet and exercises and a design for living. Harper and Row, NY 1988.

Publicado por María Pérez

Quizás también te interese leer…

El dolor invisible en las mujeres

El dolor invisible en las mujeres

Hace poco pregunté por redes sociales porqué pensaban que el dolor en los procesos fisiológicos de las mujeres están tan normalizados. Hubo un poco...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: María Pérez Suárez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar los comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Tus datos serán guardados en Webempresa, que es mi empresa de hosting; y en Gmail que es mi proveedor de email. Ambos cumplen con la RGPD.

Derechos: Tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Podrás ejercerlos en conciencia.eti@gmail.com.

Si no introduces los datos de carácter personal que son obligatorios en el formulario no podré responder tu solicitud.

Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi Política de privacidad.