El dolor invisible en las mujeres

El dolor invisible en las mujeres

Hace poco pregunté por redes sociales porqué pensaban que el dolor en los procesos fisiológicos de las mujeres están tan normalizados.

Hubo un poco de todo, pero la tónica general venía a coincidir con mis pensamientos: vivimos aún en una sociedad patriarcal que pone a los hombres como la norma. Por lo tanto hay muchas enfermedades que no están estudiadas en función de nuestras diferencias fisiológicas. Por ejemplo, se sabe que los síntomas de un infarto de corazón son dolor/presión en el pecho y en el brazo izquierdo.

¿No?

Pues en el caso de las mujeres lo más común es dolor en cuello, garganta, mandíbula y espalda, dificultad para respirar, nauseas o vómitos, dolor abdominal, etc. Que también pueden pasarle a los hombres, pero en ellos es menos habitual.  A veces esto en las mujeres no se reconoce y se puede diagnosticar como ansiedad u otras cosas, lo que disminuye enormemente nuestras posibilidades de sobrevivir…

El dolor invisibles en las mujeres

Comparto hoy con vosotras el podcast del directo de Instragram que hice junto a mi gran compi Arantxa, también fisio, para hablar del dolor invisible en las mujeres.

Hablamos sobre:

– La falta de investigación en cómo se manifiestan las enfermedades en las mujeres.
– Nuestras propias experiencias con el dolor.
– Los mitos que acompañan nuestra salud, y el contexto psicosocial , que favorecen la normalización del dolor en la mujer.
– También hablamos de placer ;)
– Respondemos a las preguntas que nos planteáis.

También puedes ver el directo en vídeo en el IGTV de Arantxa (@arantxaf.peinado).

Para más información:
Endometriosis: algunas cosas que deberías saber.
Episiotomía y fisioterapia: “Han pasado dos años y aún me duele.”
Mi regla muchas veces ha sido un suplicio.

Salud hormonal de la mano de Endofem (2ª parte)

Salud hormonal de la mano de Endofem (2ª parte)

¿Quieres aprender más sobre Salud Hormonal?

Como ya sabéis, la semana pasada empecé una nueva colaboración con Marina Pérez de Endofem, fisioterapeuta y experta en salud hormonal. Sigo pasando a audio parte de las publicaciones de su perfil de Instagram para que las puedas escuchar en mi programa de podcast La Vulva de Venus.

Esta semana te presento el 2º episodio con todo este contenido…

Contenido de hoy (2ª parte):

– El dolor pélvico crónico en la endometriosis.
– El papel de las prostaglandinas en la endometriosis.
– Cistitis intersticial y endometriosis.
– El dolor menstrual NO es normal.
– Endometriosis: enfermedad inflamatoria y dependiente de estrógenos.
– Endometriosis, microbiota y síntomas digestivos.
– Disfunción del suelo pélvico en endometriosis.
– Las pastillas anticonceptivas NO regulan tu ciclo, LO INHIBEN.
– Las pastillas anticonceptivas no solucionan el Síndorme de Ovario Poliquístico, lo enmascaran.
– Endometriosis: tratar a la paciente y no a la enfermedad.
– Endometriosis, inflamación y resistencia a la insulina.
– Cuida tu hígado para mejorar tu salud hormonal.
– Las anticonceptivas tratan el síntoma y no la causa del dolor menstrual.
– Cuida tu microbiota para mejorar tu salud hormonal.
– Anticonceptivos orales en SOP y sus posibles efectos secuundarios.
– Melatonina, luz y sueño en el ciclo menstrual.
– Cuida tu vagina durante toda tu vida.

Sobre Marina y Endofem:

“Mi nombre es Marina Pérez y soy una de las componentes de @endofem__ .

Soy fisioterapeuta y osteópata especializada en dolor crónico, suelo pélvico y ginecología. Actualmente dirijo una clínica en Granada (@caelumclinica ) donde ayudo a pacientes a mejorar su estado de salud y su calidad de vida.

Este proyecto nos permite compartir información con todxs vosotrxs, pero también enriquecernos y conocer a profesionales increíbles con los que aprendemos día a día.”

Puedes encontrar a Marina y su equipo en su perfil de Instagram @endofem__ y en su web https://caelumclinica.es/proyecto-endofem/

Música: “Swang Song” de Paper Navy

Más info sobre salud de la mujer y fisioterapia:
Web: concienciamujer.es
Facebook: @conciencia.eti
Instagram: @maria_fisiomujer

Salud hormonal y fisioterapia de la mano de Endofem

Salud hormonal y fisioterapia de la mano de Endofem

¿Sabes qué es la Salud Hormonal?

Se trata del equilibrio o desequilibrio entre las distintas hormonas que controlan los procesos fisiológicos de nuestro cuerpo.

Las hormonas son pequeñas mensajeras que informan al cuerpo o al cerebro sobre lo que está pasando y cómo deben reaccionar. Se ven afectadas por muchísimos eventos aunque diría que los más importantes y que más nos ayudan a mantener este equilibrio son unos buenos hábitos de vida: descanso, alimentación y ejercicio. Toda una sorpresa ¿Verdad? :P

Salud hormonal y fisioterapia

A mí me encanta conocer sobre salud hormonal porque me ayuda a comprender qué puedo mejorar para sentirme mejor así que he decidido rodearme de profesionales que saben más que yo y acercároslo a todas las mujeres que tengáis curiosidad por este tema.

Así que esta semana empiezo una nueva colaboración con Marina Pérez de Endofem, fisioterapeuta y toda una experta en salud hormonal. Voy a pasar a audio las publicaciones de su perfil de Instagram para que las puedas escuchar en mi programa de podcast La Vulva de Venus.

Me encanta el perfil de Instagram de Marina y su equipo: aportan muchísima información de calidad y de una forma cercana y fácil de entender.

Calculo que serán dos episodios para lo que tienen publicado actualmente. Así que aquí tienes el primer episodio con todo este contenido…

<

Contenido de hoy (1ª parte)

– ¿Qué es un ciclo hormonal normal?
– Dolor con la menstruación (Dismenorrea).
– Suelo pélvico y menstruación.
– La ovulación.
– Las prostaglandinas.
– Estrógenos y prostaglandinas.
– Hiperestrogenia.
– La píldora anticonceptiva.
– El autoconocimiento de tu ciclo.
– Microbiota intestinal y ciclo menstrual.
– Microbiota vaginal.
– La histamina y el ciclo menstrual.
– La importancia del movimiento.
– Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP).
– Los disruptores endocrinos.
– Resistencia a la insulina y SOP.
– SOP y anovulación.
– ¿Cómo sé si he ovulado?
– ¿Qué ocurre cuando dejamos las pastillas anticonceptivas?
– Dolor menstrual y fisioterapia/osteopatía.
– Sangrar no siempre es menstruar.
– Vitamina D en ciclo menstrual, el SOP y la endometriosis.
– Alimentos antiandrogénicos.
– Inflamación de bajo grado en SOP.

Sobre Marina y Endofem

“Mi nombre es Marina Pérez y soy una de las componentes de @endofem__ .

Soy fisioterapeuta y osteópata especializada en dolor crónico, suelo pélvico y ginecología. Actualmente dirijo una clínica en Granada (@caelumclinica ) donde ayudo a pacientes a mejorar su estado de salud y su calidad de vida.

Este proyecto nos permite compartir información con todxs vosotrxs, pero también enriquecernos y conocer a profesionales increíbles con los que aprendemos día a día.”

Puedes encontrar a Marina y su equipo en su perfil de Instagram @endofem__ y en su web.

Música del episodio: “Swang Song” de Paper Navy

Más info sobre salud de la mujer y fisioterapia:
Web: concienciamujer.es
Facebook: @conciencia.eti
Instagram: @maria_fisiomujer

Te puede interesar:
Taller online “Menstruación, Suelo Pélvico y gestión del dolor”.
“No sin mi sangre: prejuicios y maravillas de la sangre menstrual” (actualizado en 2020).

Endometriosis: algunas cosas que deberías saber

Endometriosis: algunas cosas que deberías saber

Endometriosis: síntomas, tratamiento fisioterápico, mitos y dónde encontrar más información de calidad.

La endometriosis es una enfermedad que afecta al 10-15% de las mujeres del mundo. En números absolutos las cifras son para echarse a temblar:
🇪🇦
2 millones de mujeres en España.
🇪🇺
14 millones de mujeres en Europa.
🌎
176 millones de mujeres en todo el mundo.

Se trata de la implantación y crecimiento de tejido endometriósico en cualquier parte del cuerpo. Ojo, tejido endometriósico, que no endometrial. Es una distinción importante para entender las implicaciones de la endo. En este artículo Irene Aterido lo explica muy bien. En la definición extraída de su web:

“La definimos (Al Adib, 2016; World Endometriosis Society, 2018) como una enfermedad de origen multifactorial en la que la presencia de células (glándulas+estroma) funcionalmente activas, similares  a las del endometrio eutópico (pero no endometriales), fuera de la cavidad uterina, provoca una inflamación crónica de bajo grado (con picos agudos medibles con biomarcadores) a la vez que alteraciones inmunológicas sostenidas (factores de crecimiento, citoquinas…). Tiene una indiscutible base genética, agravada al parecer por la contaminación ambiental, las condiciones de vida y trabajo (dieta, sueño, estrés) de las mujeres y personas que la padecen (epigenética de la disrupción endocrina) (Valls-Llobet, 2018).”

El desarrollo más frecuente es en el ovario y el útero. Aunque se pueden ver afectados más órganos como: colon, vejiga, riñones, hígado, pulmón, ojos y hasta el cerebro en los casos más raros.

Los síntomas suelen ser dismenorrea (menstruaciones dolorosas), dolor durante y después de las relaciones sexuales, dolor abdominal y/o pélvico, dolor al orinar o defecar, sangrados abundantes y/o irregulares, trastornos intestinales, trastornos urinarios, cansancio o fatiga crónica, problemas reproductivos (infertilidad/esterilidad) entre otros. No se tienen que dar todos los síntomas, cada mujer con la enfermedad es un mundo. De ahí la importancia de un tratamiento multi e interdisciplinar.

A día de hoy no existe un tratamiento específico, solo tratamiento sintomático. Pero es muy importante que busques profesionales que te podamos ayudar, ya que aunque se piense que, por ejemplo el dolor esta propiciado por la endo, hay muchos matices y aunque la enfermedad no tenga cura se puede mejorar mucho la calidad de vida.

Dentro de éste los fisioterapeutas podemos ayudar con terapia manual, tratamiento postural, ejercicio terapéutico, electroterapia y radiofrecuencia entre otras cosas. Es muy importante también tener en cuenta la alimentación por lo que una nutricionista especializada en salud hormonal es imprescindible para mejorar tu calidad de vida.

 

Mitos de la endometriosis:

× Es una enfermedad ginecológica.

En realidad es una enfermedad sistémica y necesita un tratamiento multidisciplinar. Esto es muy importante porque existe afectación por ejemplo a nivel digestivo, por la alteración de la microbiota y aparecerán síntomas digestivos que podemos no relacionar con la endo.

× El dolor menstrual es normal y somo unas exageradas.

Nunca me cansaré de decirlo: ¡NO ES NORMAL QUE LA REGLA TE DEJE DOBLADA!

Puede ser síntoma de endometriosis o de otras cosas, pero hay que valorarlo desde una perspectiva global.

× Se cura con embarazos, operaciones o la menopausia.

Por desgracia en la actualidad no tiene cura, pero el tratamiento sintomático puede mejorar mucho la calidad de vida de las enfermas.

× Al no tener cura no es importante un diagnóstico temprano.

FALSO, un diagnóstico temprano ayudará a iniciar el tratamiento antes y por lo tanto a mejorar nuestra calidad de vida.

ℹ Para más información:

Puedes encontrar esta y mucha más información en el blog de Irene Aterido (@meduelelaregla): endoinformacion.com. Además tienes audios suyos en Ivoox súper interesantes.

Os recomiendo el perfil de @endofem__ en Instagram donde comparten muchísima información interesante sobre la endo. Además os dejo aquí el audio de un directo que hice junto a Marina el 6 de junio de 2020. También lo podéis ver en su IGTV en el perfil de Endofem.

Parte de estos datos también proceden de la web de la Asociación de Afectadas de Endometriosis. Podéis visitar su web para encontrar más información sobre la enfermedad y su labor como asociación. Yo pongo mi granito de arena donando el 30% de todo lo recaudado con el Taller de Suelo Pélvico para Aerealistas.

 

Mi regla muchas veces ha sido un suplicio.

Mi regla muchas veces ha sido un suplicio.

Todo empezó a los 12 años con mi primera regla.

 

¿Qué recuerdo? Desconocimiento y vergüenza. Dolor que una vez al mes me hacía postrarme en el suelo del baño y vomitar hasta los higadillos.

También ciclos muy irregulares. Ahora sé que esto es normal y que es cuestión de tiempo (normalmente años) que el ciclo se vuelva “regular”.

A los 16 años casi me desangro. Literalmente. Me tuvieron que ingresar unos días en La Paz y hacerme un par de transfusiones.

¿Qué recuerdo? Por un lado, la acusación de algunos “profesionales” que estaban convencidos de que era un aborto, cuando yo había dicho por activa y por pasiva que era imposible. Por otro lado, el PÁNICO a que me volviera a pasar.

El primer “diagnóstico” fue desarreglo hormonal.
“¿Y cómo se arregla un desarreglo hormonal?” Pensé yo.
Nadie me lo supo decir.

El segundo fue síndrome de ovario poliquístico (SOP). Pero esto tampoco es un motivo para desangrarse… La “solución” fue un tratamiento hormonal.

Maravilloso. Mis ciclos se regularizaron y ya no había tanto dolor.

¿Maravilloso? Realmente yo no tenía ciclo, lo que hacían esas pastillas era artificial, no ovulaba y las mujeres necesitamos ovular para estar sanas.

Dejar ese tratamiento fue un suplicio para mí. PÁNICO again

Sobre el SOP llegué a leer que el motivo era que tenía un problema con mi feminidad… Por un rato hasta me lo creí. Acabé pensando que existen tantas feminidades como féminas y para mí eso no era un problema.

A los 20 años usé el anillo anticonceptivo por una larga temporada. De nuevo ciclos regulares y poco dolor. Perooooo… Bye, bye ovulación. Todo esto yo no lo sabía en ese momento, claro está.

Y más o menos hace 10 años que dejé el anillo, descubrí la copa menstrual y empecé a experimentar conmigo misma, a conocerme y preguntarme porqué un proceso fisiológico me hacía sentir tan mal.

A lo mejor estáis pensando: “Jo María, estabas en la semana del placer ¿A qué viene esto?”

¿Sabéis que es un pequeño placer para mí?

Sentir la sangre salir de mi útero y acompañar las contracciones.

No os diré que la regla para mí ahora es un absoluto placer porque os mentiría. A veces sigo teniendo dolor. Pero ahora tengo un montón de herramientas y de conocimientos que me han llevado incluso a tener momentos de placer.

Por eso he parido el taller “Cuidando mi regla: Menstruación, suelo pélvico y gestión del dolor”. Para poder compartir todas esas cositas que tengo dentro y que os pueden ayudar a vosotras.

Os voy a confesar una cosa… No tenía mucha fe en que nadie se fuera apuntar y viendo que cada vez se animan más mujeres me he venido arriba y lo voy a dar TODO. Ya os digo que lo mismo nos alargamos más de una hora…

¿Qué NO es este taller?

  • Probablemente NO es la panacea para tu dolor, pero tendrás un montón de herramientas para gestionarlo y para encontrar un poquito de placer incluso.
  • NO os voy a dar un diagnóstico de porqué os duele a vosotras la regla. No lo puedo saber ¡Ojalá!

Y ya termino, que iba a escribir unas líneas y me he liado un poquito… Sólo quiero decirte bien alto ¡QUE NOS DUELA LA REGLA NO ES NORMAL!

*El taller Cuidando mi regla: Menstruación, suelo pélvico y gestión del dolor está grabado y una vez tengas acceso podrás verlo durante un mes. Puedes inscribirte al taller pinchando aquí.

Histerectomía: Algunas cosas que deberías saber

Histerectomía: Algunas cosas que deberías saber

La fundación HERS es una asociación estadounidense que se dedica a difundir información que toda mujer a la que se ha prescrito una histerectomía debería saber. Entre otras cosas ofrecen un servicio de segunda opinión médica para mujeres que quieran saber si realmente necesitan esa operación o existen otras alternativas. Resumiendo y como ponen en su web:

 

“HERS es una organización independiente e internacional dedicada a la histerectomía. HERS aboga porque las mujeres tomen decisiones médicas plenamente informadas “

preparar histerectomia fisioterapia suelo pelvico madrid

Imagen: Hillary Johnson

Por ello, por el desconocimiento que encuentro en consulta y por la cantidad de visitas que recibe la web a diario en la entrada “Histerectomía abdominal ¿Cómo prepararte y rehabilitarte?” veo que existe una falta de información que rodea esta intervención y os traduzco aquí la página de “Hechos sobre la histerectomía” de la Fundación HERS. Como algunas de vosotras ya sabéis creo que la información es poder y en este caso nos ayuda a prepararnos tanto física como psicológicamente en caso de que la intervención sea necesaria realmente.

 

1. Las mujeres señalan una pérdida de sensaciones físicas en las relaciones sexuales después de una histerectomía.

2. La vagina se acorta, cicatriza y se puede dislocar tras una histerectomía.

3. La histerectomía es un daño permanente. Entre sus consecuencias más comunes, a parte de las posibles lesiones derivadas de la operación, encontramos:

– Enfermedades del corazón
– Pérdida del deseo sexual y de la excitación
– Aumento de peso
– Osteoporosis
– Dolor e inmovilidad articular y muscular
– Relaciones sexuales dolorosas
– Desplazamiento de la vejiga, intestino y otros órganos pélvicos
– Infecciones del tracto urinario, en la frecuencia miccional e incontinencia
– Estreñimiento crónico y trastornos digestivos
– Fatiga debilitante
– Pérdida de fuerza y/o resistencia
– Alteración del olor corporal
– Pérdida de memoria a corto plazo
– Embotamiento de las emociones, cambios en la personalidad, desánimo, irritabilidad, ira, reclusión y pensamientos suicidas

 

4. No existen fármacos ni otros tratamientos capaces de reemplazar la función y hormonas ováricas y uterinas. La pérdida es permanente.

 

5. El término médico para la extracción de los ovarios es castración. El 73% de las mujeres son castradas durante la histerectomía (no sabría deciros si se llama así habitualmente en España, yo sólo lo he escuchado en operaciones a mascotas, sin embargo no deja de ser una castración).

 

6. Los ovarios y el útero funcionan durante toda la vida en las mujeres que no han sido histerectomizadas o castradas.

 

7. El 98% de las mujeres que HERS derivó a un ginecólogo certificado por la fundación después de que les prescribieran una histerectomía descubrieron que, de hecho, no las necesitaban.

8. Ginecólogos, hospitales y compañías farmacéuticas hacen más de 17 billones de dolares al año del negocio de la histerectomía (entiendo que este dato es sólo de Estados Unidos, pero no lo especifican en la web).

 

Resumiendo la histerectomía no necesaria es una mutilación y tiene consecuencias para el resto de nuestras vidas: si tienes dudas pide una segunda opinión con un ginecólogo de confianza.

 

En caso de que la operación sea realmente necesaria previendo todo esto podemos prepararnos.

 

Y es que afrontar una operación de este tipo con una preparación física, mental y emocional suficiente hace que la recuperación sea mucho más fácil.

 

La decisión siempre es vuestra y hagáis lo que hagáis os recomiendo que os rodeéis de profesionales que os den seguridad y confianza.

 

Si ya has pasado por una histerectomía y sufres alguna de estas consecuencias recuerda que los fisioterapeutas especialistas en ginecología y obstetricia te podemos ayudar con muchas de ellas. Además a raíz de una histerectomía puedes empezar a notar síntomas relacionados con el suelo pélvico.

 

Para saber más:
– Página de la Fundación HERS, donde encontraréis mucha más información.

Si te ha gustado esta entrada y crees que puede ayudar a otras mujeres de tu entorno compártela.

María Pérez, fisioterapeuta experta en salud femenina, uroginecología y obstetricia.