¿Es la valoración del suelo pélvico para ti?

¿Es la valoración del suelo pélvico para ti?

Martes por la tarde. Estoy en Centro Aúpale y me espera una tarde de primeras visitas, con sus valoraciones correspondientes.

La mayoría son mujeres que vienen con un problema. Pero una de ellas al preguntarle el motivo de su visita me dice:

“María, a mí no me pasa nada, sólo quiero saber que todo está bien.”

Es una mujer que viene para prevenir.

Esto hace unos años (no muchos) no pasaba. Con suerte a las mujeres que tenían un problema les llegaba de alguna forma la información de que desde la fisio uroginecológica podíamos ayudarlas.

Igual que nos vamos a hacer una revisión al dentista cada 6 meses, es importante comprobar que en nuestro periné todo está en orden y así prevenir o iniciar un tratamiento.

Valoracion del suelo pelvico para mujeres con incontinencia o prolapsos

¿Cuándo venir a valorarte?

Responde a estas preguntas, ya te puedes imaginar cual es la primera:

  • ¿Quieres conocer el estado de tu suelo pélvico y evitar un problema en el futuro?
  • ¿Pierdes orina al hacer un esfuerzo? Aunque sean unas gotitas de vez en cuando…
  • ¿Te entran ganas bruscas de orinar?
  • ¿Tienes una sensación de bulto o peso en la vagina?
  • ¿Sientes dolor pélvico, con la menstruacion o las relaciones sexuales?
  • ¿Quieres recuperarte después del parto?
  • ¿Has sufrido alguna operación ginecológica como cesárea, histerectomía o por un prolapso?
  • ¿Entra aire en tu vagina?
  • ¿Necesitas hacer grandes esfuerzos para defecar?
  • ¿No defecas todos los días?
  • ¿Practicas deportes de impacto?
  • ¿Quieres aprender a cuidar tu periné?

¿Has respondido sí una o varias de estas preguntas?

Entonces ahora es el momento.

¿En qué consiste una valoración?

  1. Entrevista: Es necesario para empezar a conocer tu historia, resolver tus dudas, descartar otras patologías y a elegir los pasos a seguir más adecuados .
  2.  Exploración física, en la que veré: tu postura, respiración, diafragma y abdomen. Valoro su estado para ver cómo afectan a tu suelo pélvico.
  3. Valoración del periné: Mediante un tacto vaginal y acciones como toser o contraer, conoceré su tono, movilidad, posición, etc. Siempre a tu ritmo y sin dolor, si quieres que pare en algún momento sólo tienes que decírmelo.
  4.  Te contaré lo que he visto y el tratamiento que te recomiendo, en caso de que lo necesites.

¿Qué más puedo hacer por ti?

∞ Como fisio de mujeres te ofrezco consultas individuales y personalizadas, para valorar tu periné, tratar la incontinencia, el prolapso, la diástasis abdominal, acompañarte en tu recuperación postparto, o cualquiera de las cuestiones que te he comentado en las preguntas de arriba.

∞ Amo el ejercicio terapéutico: te ofrezco clases grupales para cuidar tu periné+abdomen sin olvidarme del resto de tu cuerpo. Estas clases están pensadas si quieres cuidarte en general, si estás embarazadas y también has dado a luz hace poco.

∞ Puedes bichear los talleres y servicios online que te ofrezco pinchando aquí.

Puedes recibir estos servicios en Centro Aúpale (San Sebastián de los Reyes), en tu domicilio (en la sierra noroeste de Madrid) y también de forma online.

 

Episiotomía y fisioterapia: “Han pasado dos años y aún me duele”.

Episiotomía y fisioterapia: “Han pasado dos años y aún me duele”.

– Hace dos años que di a luz y aún me duele la cicatriz.- Me dijo M. – ¿Aún? ¿Y no te dan una solución? Yo no había empezado a especializarme en salud de la mujer pero aquello no me cuadraba. – No, me dicen que es normal, que ya se pasará. M me comentó esto de pasada al finalizar una clase de Pilates. Parecía más que resignada ¿Cómo no lo iba a estar tras dos años oyendo las mismas “soluciones”? Cada vez que me preguntan que porqué me dedico a la fisioterapia uroginecológica me viene este episodio a la cabeza. No era la primera vez que oía hablar de esta especialidad y me resultaba lejana y ajena. En la carrera no había visto gran cosa, pero esta fue la primera vez que me interesé realmente por ella.  A raíz de esto puedo decir que empecé mi especialización. Descubrí que NO ES NORMAL seguir teniendo dolor tras una episiotomía dos años después ¡Ni mucho antes! Marta, María, Miriam… M es una de muchas mujeres que siguen soportando dolor tras una episiotomía. Esta historia ha seguido repitiéndose a lo largo de los últimos años, no sólo a mí, también a otros compañeros de profesión. Por desgracia las circunstancias en aquel momento hicieron que dejara de tener contacto con M y no pude hablarle de mis “descubrimientos” así que espero que de una forma o de otra le haya llegado esta información y haya podido dejar atrás su dolor. Sin embargo espero que esta simple frase pueda llegar a aquellas que aún lo necesitan:

¡Tu dolor no es normal!

Os animo a compartir esta historia pues puede ser la de una mujer cercana a ti. Y si eres esa mujer ¡Ponte en contacto con un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y descubre lo que puede hacer por ti!

María Pérez Nº de colegiada: 6687

Me encontrarás pasando consulta y otras actividades en Hoyo de Manzanares y en San Sebastián de los Reyes. Contacta conmigo en el 630201316 (también vía Whatsapp) o en conciencia.eti@gmail.com
Cuatro recomendaciones de fisioterapia para cuidarte tras el parto

Cuatro recomendaciones de fisioterapia para cuidarte tras el parto

En el primer mes tras el parto es cuando el suelo pélvico, y en general todas las estructuras de la pelvis menor, corren un mayor riesgo de sufrir lesiones. Estas pueden dar la cara en el mismo postparto o años después.

 

Así que aquí tenéis 4 consejos de fisioterapia para evitar problemas:

 

1. Respetar el primer mes tras el parto es muy importante: estar recostada o tumbada el mayor tiempo posible, paseos cortos de unos 15 minutos y no hacer esfuerzos ni coger peso más que el bebé. En este periodo el suelo pélvico está muy débil y es muy fácil que nos hagamos daño sin querer.

 

2. Si hay puntos es normal que haya molestias pero estas deben ir disminuyendo según van pasando los días. No es normal que tengas mucho dolor, en este caso consúltanos.

 

3. Tras el primer mes acude a una fisioterapeuta especializada en uroginecología para que haga una valoración en profundidad de la musculatura y el estado de tu cuerpo en general, de esta forma evitarás futuros problemas. La valoración que hacemos los fisioterapeutas es distinta a la que te hace la ginecóloga o la matrona: nosotros miraremos en profundidad tu postura y cómo está afectando a tu recuperación, el estado de tu musculatura tanto abdominal como perineal, veremos cómo están afectando tus hábitos, controlaremos el estreñimiento, etc.

 

4. Es muy importante que evites el estreñimiento al máximo. Existen medidas que te ayudarán, consúltanos. Para ir abriendo boca puedes echarle un vistazo a este artículo.

 

Para más información:

 

Si quieres resolver tus dudas o reservar una cita llámame al 630.20.13.16 o escríbeme a conciencia.eti@gmail.com
7 cosas que no sabías sobre el postparto

7 cosas que no sabías sobre el postparto

1. Postparto y puerperio es lo mismo

Según la RAE: Período que transcurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación. La llegada del bebé va acompañada de cambios físicos, hormonales y psicoemocionales en la madre y el entorno.

2. Dura aproximadamente dos años

Si nos basamos en la definición del punto anterior es prácticamente imposible que este periodo dure 40 días, como nos han inculcado social y culturalmente en los últimos años. La realidad es que se extiende siguiendo el desarrollo del niño hasta que se empieza a identificar como un ser separado de la madre, cuando empieza a reivindicar su “yo” propio, lo que dependerá de cada uno. Además los cambios en la madre se irán estabilizando según este desarrollo. Así que si acabas de dar a luz y te gustaría recuperar tu físico date tiempo, respeta tu cuerpo y olvídate de la presión externa para volver a la talla X. El postparto es un periodo precioso de una belleza incomparable, déjate llevar por ella. Os invito a conocer A Beautiful Body Project, un movimiento para empoderar a las mujeres a construir una imagen corporal sana.

a beautiful body project, postpartoPreciosa imagen de Jade Beall. No dejéis de visitar la página del proyecto.

3. La sexualidad no desaparece en este periodo, sólo cambia

Es un momento para reconectarnos con nuestros instintos, deseos y apetencias. Se trata de una sexualidad más tántrica, más holística. Si aprendemos a escuchar estas necesidades la sexualidad en pareja puede cambiar y dar un paso más en el vínculo. Entenderemos entonces la sexualidad no como un fin, si no como un camino en el que disfrutamos y sentimos placer en cada paso. A la hora de retomar la penetración será una decisión de la madre y dependerá de muchos factores como el tipo de parto, si hay alguna molestia en el suelo pélvico entre otros. De nuevo es necesario mucha comunicación y escucha activa por parte de ambos.

4. Podemos y debemos prepararnos para esta etapa

Hablar con tu pareja y familia sobre las expectativas que tenéis del bebé que va a llegar, plantearos quién se va encargar de cada tarea, si hay hermanitos quién se quedará con ellos, hablar de los posibles cambios en la sexualidad, el planteamiento económico, preparar a los animales de compañía para el nuevo miembro de la familia… Son tantas cosas las que damos por hecho, que no ponemos en palabras con nuestra pareja/familia/amigos que es fácil que perdamos el norte. Por ello es muy importante la comunicación y la escucha activa, además de saber que tenemos el apoyo necesario para cambiar cualquier decisión que ya hubiéramos hablado anteriormente si lo sentimos así.

5. En una adopción también existe postparto

En el punto 1 he comentado que existen cambios físicos, hormonales y psicoemocionales. En una adopción los cambios físicos no serán tan grandes, pero puede haberlos y más si amamantas. Sin embargo los cambios psicoemocionales estarán presentes y debemos saberlo para prepararnos.

lactancia postpartoImagen: Daniel Lobo

6. Exterogestación, la necesidad de mantener las condiciones uterinas hasta 9 meses tras el parto

Cuando un bebé de una especie animal nace, por lo general en poco tiempo es capaz de caminar para engancharse al pecho y empezar así la lactancia. En nuestro caso, como en los canguros, nacemos aún “inmaduros” y no es hasta los 9 meses aproximadamente cuando empezamos a desplazarnos por nuestros propios medios. Durante este periodo el bebé necesita contacto, protección, alimento… Por ello son muy recomendables el porteo (¡y cómodo!) , piel con piel el mayor tiempo que podamos y la lactancia prolongada. Por otra parte vemos a los bebés como seres totalmente desvalidos, sin embargo son capaces de realizar el arrastre al pecho por ellos mismos dentro de la primera hora tras el nacimiento (imaginaos la importancia de que no os separen). Además tendrán que realizar su primera gran decisión: “¿Teta izquierda o teta derecha?” :)

7. Las parejas también viven un periodo de postparto

Cuando se forma el vínculo mamá-bebé la pareja se puede sentir desplazada o notar altibajos emocionales. Por ello es muy importante la preparación para el postparto durante el embarazo (hay cosas que podéis ir definiendo incluso antes del embarazo) por lo que me remito al punto 4.

En definitiva el puerperio es un momento de encuentro y desencuentro con una misma y con el mundo que nos rodea. Como alguien comentó en la Formación en Procesos Vitales Femeninos este fin de semana:

“El postparto es un máster de la vida”

Si acabas de dar a luz y necesitas una consulta y valoración de tu suelo pélvico me encontrarás en La Casa Arcoíris (Parla), Fisiotersa (Majadahonda) y a domicilio. Puedes escribirme a conciencia.eti@gmail.com o llamarme en el 630201316.

Para saber más:
Entrevista a África: una mamá que amamanta a su bebé adoptado
– Mailen: Formación en Procesos Vitales Femeninos
– Cómo cuidar tu suelo pélvico tras el parto: Parte I y Parte II
La sexualidad en el postparto
Asociación Red Canguro, infórmate sobre el porteo
Piel con piel no es un método, es un lugar
Cuando des a luz, no te separes de tu bebé ni un momento
El arrastre al pecho, un vídeo de UNICEF para fomentar la lactancia en la India con consejos muy útiles para todos.
A Beautiful Body Project

¿Te ha gustado esta entrada? ¡Comenta y comparte!

Publicado por María Pérez

¿Cuándo hacer una revisión del suelo pélvico?

¿Cuándo hacer una revisión del suelo pélvico?

Sólo el 18% de las mujeres acude a una revisión del suelo pélvico tras haber dado a luz.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Imagen: Daniel Lobo

La musculatura del suelo pélvico se relaciona no sólo con la continencia, que es quizás en lo que todos caemos cuando pensamos en sus funciones; también está relacionada con la respiración (de ahí que la risa, un estornudo o que subamos la voz pueda hacer que haya pérdidas cuando esta musculatura está débil), con la sujeción de los órganos pélvicos (la vejiga, el útero y el recto en el caso de las mujeres), con la estabilidad del tronco (lo que repecutirá en nuestra postura), con las relaciones sexuales y con el embarazo y el parto. De la integridad del periné dependerá en buena parte que todos ellos funcionen correctamente. De ahí la importancia de realizar las revisiones de suelo pélvico con el objetivo de comprobar que todo esté en orden y así prevenir o en su defecto iniciar un tratamiento lo antes posible. Los momentos claves en la vida de las mujeres serán antes y/o después del embarazo y en la perimenopausia.

Entonces ¿Cuándo hacer una revisión?

Responde a las siguientes preguntas:

– ¿Pierdes orina al hacer un esfuerzo (tos, reír, subir o bajar escaleras, coger peso…)?
– ¿Te entran ganas bruscas de orinar y no te da tiempo de llegar al baño?
– ¿Estas pérdidas afectan a tu vida diaria?
– ¿Tienes una sensación de bulto en la vagina?
– ¿Sientes dolor o molestia, durante o después de las relaciones sexuales?
– ¿Quieres recuperar la musculatura perineal después del parto?
– ¿Quieres conocer un poco más tu cuerpo?
– ¿Has sufrido alguna operación ginecológica como cesárea, histerectomía o por un prolapso (hernia vaginal)?
– ¿Entra aire en tu vagina?
– ¿Necesitas hacer grandes esfuerzos para defecar?
– ¿Practicas deportes de impacto (sales a correr, salto de trampolín, etc)?
¿Quieres aprender a cuidar tu periné?

Si has respondido que sí a una de ellas y te preocupa el estado de tu periné es el momento de hacer una revisión.

¿Por qué hacer una revisión completa? ¿No me sirve sólo con aprender a realizar los ejercicios?

Como os comentaba antes el suelo pélvico se relaciona con muchas actividades de nuestra vida diaria, pero es algo recíproco: igual que el periné influye en nuestra postura nuestra postura influirá en el periné por lo que debemos no sólo valorar el tono, la fuerza y la posición del periné, entre otras cosas, también nos fijaremos en la postura.

Por esto sólo realizar los ejercicios específicos del suelo pélvico no siempre nos va a asegurar una recuperación completa. Si quieres más información no te pierdas el artículo “Incontinencia y rehabilitación del suelo pélvico ¿Por qué no está funcionando?

Además hay otra serie de factores, como por ejemplo el estreñimiento, que van a afectar al estado de nuestro suelo pélvico y que tenemos que controlar antes de poder avanzar en el tratamiento.

¿En qué consiste una revisión de suelo pélvico?

En la primera sesión realizaremos una historia completa mediante una entrevista y una exploración física. Esta parte es muy importante pues nos ayudará a resolver tus dudas, descartar otras patologías y a elegir los pasos a seguir más adecuados según tus objetivos.
Te iré informando de las técnicas y maniobras que voy a realizar respetando tus deseos y necesidades.

Después pasaremos a la exploración. Primero valoraré tu postura, respiración, diafragma y abdomen. Te pediré una serie de actividades sencillas para ver cuál es su estado y como puede estar afectando a tu suelo pélvico.

Por último, mediante un tacto vaginal y acciones como toser o contraer tu suelo pélvico, conoceremos el estado de tu periné: su tono, movilidad, posición, etc. Siempre a tu ritmo y sin dolor, si quieres que pare en algún momento sólo tienes que decírmelo.

Quizás necesite más información sobre tus hábitos a la hora de ir al baño y tomar líquidos para lo que te entregaré un diario miccional que rellenarás antes de la próxima consulta.

Para terminar, te contaré todo lo que he encontrado y el tratamiento que te recomiendo, en caso de que lo necesites.

Si necesitas una consulta y valoración de tu suelo pélvico puedes escribirme a conciencia.eti@gmail.com o llamarme al 630201316.

¿Te ha gustado? ¡Comenta, comparte y multiplica!

Para más información:
Sólo el 18% de las mujeres se somete a una revisión de suelo pélvico tras el parto
Consulta de fisioterapia del suelo pélvico
Incontinencia y rehabilitación del suelo pélvico ¿Por qué no está funcionando?
– Consejos prácticos para mejorar la musculatura del suelo pélvico, por el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid

Publicado por María Pérez

Bolas chinas sí, bolas chinas no ¡Esa es la cuestión!

Bolas chinas sí, bolas chinas no ¡Esa es la cuestión!

Una pregunta recurrente en los talleres es sobre las bolas chinas ¿Es bueno utilizarlas? ¿Las tengo que usar todo el día, unas horas, unos minutos? ¿Cuáles son mejores?

Documentándome para escribir este artículo no me extraña en absoluto que haya dudas al respecto pues es un tema del que hay opiniones muy diversas.

¿Qué son las bolas chinas?

bolas chinasImagen: Adolfo Llopis Ibáñez

Un dato curioso sobre este aparatito es que se piensa que su origen es japonés y no chino. La leyenda generalizada que circula por internet es que un emperador con muchas concubinas las ideó para evitarse los preliminares (la vagina al detectar un objeto en su interior aumenta su lubricación). Más conocido es su uso por las geishas para fortalecer su musculatura perineal y aumentar su placer y el de sus amantes, de hecho también se conocen como bolas de Geisha.

En la actualidad encontramos en el mercado bolas chinas de todos los tipos y colores, con diferentes pesos, con una o dos bolas. Así que…

¿Cómo elegir entre tanto surtido?

Antes de nada sólo empezaremos a entrenar con las bolas chinas en el caso de poder sujetarlas. Si se nos caen significa que nuestro suelo pélvico está débil y primero tendremos que trabajarlo con otra serie de ejercicios, como los de toma de conciencia, Kegel con visualizaciones, etc.

Es importante que nos fijemos en el material, debe ser de fácil limpieza y debe evitar que proliferen hongos o bacterias; por todo esto son ideales las bolas de silicona médica. Aseguraos de que el cordón sea también de este material.

En cuanto a la forma y el peso dependerá de cada una.  Cuando utilizamos una sola bola podemos “jugar” a subirla y bajarla en la vagina cuando ya tenemos un buen control de la musculatura. Existen incluso modelos que vienen con dos bolas extraíbles e intercambiables con diferentes pesos. Como os digo dependerá del uso que le queramos dar y del dinero que nos queramos gastar.

También te vendrá bien tener un lubricante para introducirlas. Yo siempre recomiendo un lubricante de base agua, que nos permiten mantener el equilibrio de la flora vaginal y evitarnos infecciones, irritaciones y alergias.

Y una vez tengo mis bolas chinas ¿Qué hago con ellas? ¿Cuánto tiempo?

Una vez introducimos las bolas y las podemos mantener sin problemas mi recomendación es usarlas sólo para realizar el entrenamiento de suelo pélvico, con ejercicios como los Kegel entre otros. Otra forma en la que también recomiendo usarlas es para ejercicios concretos como baile (la danza del vientre por ejemplo) o caminar.

Tened en cuenta que una vez introducidas en la vagina no las sentiremos, salvo en movimientos bruscos que podemos notar la vibración que producen (cada bola tiene en su interior otra bola pequeña que es la que provoca esta vibración al moverse).

El tiempo que las llevaremos es importante: entre 5 y 20 minutos.

¿Por qué? Porque, aunque pueda parecer contradictorio, junto con la debilidad de esta musculatura el otro gran problema del periné es la contractura, el exceso de activación. Esto es fácil de entender si lo extrapolamos a la espalda. La mayoría de nosotros alguna vez hemos tenido una sobrecarga en la espalda y si habéis ido al fisio a muchos os sonará la frase: “Deberías ejercitar tu espalda, eso te ayudará a evitar las contracturas”. Un músculo débil cuando no puede con la carga diaria que le imponemos tiende a contracturarse para evitar males mayores. Del mismo modo el suelo pélvico puede estar contracturado y débil, y si además le ponemos un peso extra durante mucho tiempo esa contractura irá a más pudiendo aparecer molestia o dolor. Por lo tanto el entrenamiento del suelo pélvico (con o sin bolas chinas) deberá ser progresivo y tendremos que hacer hincapié en su relajación.

¿Y cómo saber que estamos relajando el suelo pélvico?

Primero nos debemos asegurar de realizar una activación correcta. Para ello podemos introducir un dedo en la vagina e intentar apretarlo con la musculatura. Notaremos la presión sobre el dedo a la mitad de la vagina aproximadamente. No te asustes si es una pequeña presión, lo importante es que no sientas que la vagina empuja y expulsa el dedo; en ese caso lo que estaremos haciendo será empujar y no contraer/activar.

Una vez dominamos la activación nos vamos a centrar en sentir la relajación: siente como desaparece esa presión del dedo e imagina que tu suelo pélvico es de chocolate y se deshace con el calor de tu cuerpo. De nuevo debes estar atenta para no empujar.

Si tienes dudas busca una fisioterapeuta experta allí donde vives para que te pueda guiar en estos ejercicios de forma correcta.

¿Me llevarán al orgasmo?

Para mí esta es una pregunta trampa. Se pueden utilizar como juguete sexual, contigo misma o con tu pareja.

Algo que no para de sorprenderme de esta zona es la cantidad de sensaciones variadas que nos puede aportar, y usar las bolas chinas con conciencia nos ayudará sin duda a entrenar también la sensibilidad, lo que repercutirá en tu vida sexual.

Resumiendo…

Os recomiendo que uséis las bolas chinas entre 5 y 20 minutos por sesión, aumentando el tiempo de forma progresiva, y para realizar ejercicios específicos de suelo pélvico o una actividad como baile o caminar. En cuanto a la frecuencia lo ideal es que entrenemos todos los días con o sin ellas (recuerda concentrarte también en relajarlo), pero esto dependerá del tiempo de cada una.

¿Tienes más dudas? ¡Comparte y comenta!

También te puede interesar:
¿Por qué tengo que cuidar mi suelo pélvico? ¿Y qué tiene que ver con una cama elástica?
Incontinencia y rehabilitación de suelo pélvico ¿Por qué no está funcionando?
El suelo pélvico tras el parto: tiempos y ejercicios (I)

Publicado por María Pérez