Seleccionar página
Webinar sobre postura y No-Tronco

Webinar sobre postura y No-Tronco

🙋🏼‍♀️ En este webinar te cuento 7 hechos sobre la postura que probablemente desconoces y que te ayudarán a cuidar de tu salud postural y pélvica.


🌳 Además, también te enseño como crear un sustituto del tronco propioceptivo que utilizamos en el Método 5P.

👉 Te servirá si ya conoces el Método 5P para poder practicar si, por ejemplo, te vas de vacaciones y no te puedes llevar el tronco.

👉 Si no conoces el Método aún también te servirá para probarlo y saber si es para ti.

📧 Puedes consultarme tus dudas sobre el webinar en mi email: conciencia.eti@gmail.com

🛈 Pincha aquí para conocer más sobre el Método 5P.

Aquí tienes el otro vídeo sobre postura y suelo pélvico que comento en el vídeo.


🐚 Si quieres profundizar en la práctica del Método 5P puedes hacerlo con mis 2 talleres online sobre el mismo, donde encontrarás toda la información para poder realizar tu práctica diaria.

👉 Taller online BÁSICO de tronco (Método 5P)

👉 Taller online AVANZADO de tronco (Método 5P)

👇 Te dejo al final de la descripción los estudios de los que hablo brevemente en el webinar, por si te apetece investigar más.


¡EXTRA!

Además, te invito a ver mi Masterclass GRATUITA de Respiración, Postura y Suelo Pélvico.

Escucha mi podcast La Vulva de Venus en Ivoox.

¡Un abrazote!

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

BIBLIOGRAFÍA sobre postura:

〰️ “Sit up straight”: time to re-evaluate. doi:10.2519/jospt.2019.0610

〰️ No consensus on causality of spine postures or physical exposure and low back pain: A systematic review of systematic reviews. doi: 10.1016/j.jbiomech.2019.08.006

〰️ Sedentary behaviors and subsequent health outcomes in adults: A systematic review of longitudinal studies. doi:10.1016/j.amepre.2011.05.004

〰️ Associations of prolonged standing with musculoskeletal symptoms: A systematic review of laboratory studies. doi: 10.1016/j.gaitpost.2017.08.024

〰️ Variation in lifting kinematics related to individual intrinsic lumbar curvature: an investigation in healthy adults. doi:10.1136/ bmjsem-2018-000374

〰️ The association between cervical spine curvature and neck pain. doi:10.1007/s00586-006-0254-1

〰️ The Influence of Cranio-cervical Posture on Maximal Mouth Opening and Pressure Pain Threshold in Patients With Myofascial Temporomandibular Pain Disorders. doi:10.1097/ajp.0b013e3181edc157

〰️ Association between kyphosis and subacromial impingement syndrome: LOHAS study. doi:10.1016/j.jse.2014.04.010

〰️ Is “ideal” sitting posture real?: Measurement of spinal curves in four sitting postures. doi:10.1016/j.math.2008.06.001

〰️ The influence of different sitting postures on head/neck posture and muscle activity. doi:10.1016/j.math.2009.06.002

〰️ The need for a new medical model: a challenge for biomedicine. doi:10.1126/science.847460

〰️ Effect of an upright (vs. stooped) posture on interpretation bias, imagery, and emotions. doi:10.1016/j.jbtep.2020.101560.

〰️ Embodied emotion: the influence of manipulated facial and bodily states on emotive responses. doi:10.1002/wcs.1370.

¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (II)

¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (II)

En el artículo anterior, ¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (I), te conté las causas físicas más habituales que yo encuentro en consulta por las que puede aparecer una dismenorrea.

 

Hoy quiero contarte 10 herramientas que te pueden ayudar a gestionar el dolor. Es importante que te escuches mucho si te animas a probarlas:

 

1. Autoconocimiento del cuerpo y de nuestros ciclos: Para mí la herramienta estrella.

¿Cómo lo puedes hacer?

Aprendiendo a registrar los signos y síntomas que te da tu ciclo a lo largo de los días. Yo te propongo que combines dos de ellos: el Método Sintotérmico y el Diagrama Lunar.

Te hablaré de ellos en mi próximo taller online: Aprende a Registrar Tu Ciclo Menstrual.

 

2. La respiración:

Existen estudios recientes que nos hablan de cómo la respiración nos ayuda a gestionar el dolor.

salud pelvica vulva utero pelvis

3. Visualizaciones:

¿Sabías que si imaginas un movimiento se conectan las mismas zonas del cerebro que si hicieras el movimiento?

Te propongo que imagines las contracciones de las fibras musculares del útero. Sigue hasta el final para saber cómo son estas contracciones.

 

4. Relajaciones:

Una relajación global de todo tu cuerpo te puede ayudar a relajar tu útero, la musculatura de tu pelvis, entre otras estructuras que pueden estar causándote dolor.

 

5. Automasaje, calor y presión:

Mejorarán la circulación a la zona y te proporcionarán sensaciones agradables que te ayudarán a lidiar con el dolor.

 

6. Tener en cuenta los productos de cuidado menstrual que utilizamos:

Para muchas de nosotras la copa menstrual ha sido una revolución, pero si te das cuenta de que cuando la usas aumenta tu dolor puede estar contribuyendo a que haya una mayor congestión en la zona.

También te podría pasar con la esponja o con los tampones.

Si no es tu caso ¡Adelante con ellos! Pero si sospechas que podría influirte te vendría genial una valoración.

 

7. Posiciones invertidas y/o de apertura de caderas, pelvis y zona lumbar:

Todas ellas nos ayudan a mejorar la circulación de la zona y a disminuir la congestión pélvica.

 

8. Ejercicio y movimiento:

Siempre les cuento a mis alumnos en la universidad que la única herramienta con muchos estudios detrás sobre su efecto beneficioso sobre el dolor es el ejercicio terapéutico y el movimiento.

¿Qué ejercicio elegir? Ese será tema de un próximo artículo.

 

9. Trabajar tu postura:

Como vimos en el artículo anterior, la postura puede influir en la congestión de tu pelvis, por lo que trabajarla puede repercutir en tu dolor menstrual.

Existen millones de técnicas para ponerte a ello; ya sabes que yo adoro el Método 5P por su sencillez y sus grandes resultados.

 

10. Relativo a la sensibilización central:

Podemos revisar es nuestra forma de referirnos a la menstruación; nuestro lenguaje menstrual.

Frases como “estoy mala” o “estoy manchando” no nos ayudan a sacar al cerebro de su error evaluativo.

Es importante que llamemos a las cosas por su nombre y digamos estoy menstruando y/o estoy sangrando en vez de cualquiera de las anteriores.

Hace poco una amiga me contó que cuando tenía dolor solía decir que le dolía la tripa. Se dio cuenta de que es importante que llamemos a las cosas por su nombre y empezó a decir “me duele el útero/ovarios”.

mejorar la postura para mejorar el suelo pélvico

Si te duele la menstruación, ¿cómo puedes seguir investigando?

  1. Para conocer cómo son las contracciones uterinas y muchas otras cosas te invito a escuchar el programa de La Vulva de Venus sobre Menstruación y Dolor con Marina Pérez de Endofem.
  2. Apúntate al curso online Aprende a Registrar Tu Ciclo que realizaré los jueves 10 y 17 de junio de 18h a 20h (hora de Madrid).

Además, si sientes dolor con la menstruación una fisio especializada en salud pélvica y menstrual te puede ayudar.

¿Quieres una consulta conmigo?

– Podemos vernos online (entra aquí para ver toda la información)

– O presencialmente en Centro Aúpale (San Sebastián de los Reyes) y en tu domicilio si vives en la sierra noroeste de Madrid (Hoyo de Manzanares, Torrelodones, Moralzarzal, Galapagar, Villalba y alrededores).

¡Un abrazote!

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

Acabas de leer “¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (II)”. Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:
∞ ¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (I)
∞ Mi regla muchas veces ha sido un suplicio
∞ Yoga y menstruación ¿Invertidas sí o no?
∞ No sin mi sangre: prejuicios y maravillas de la sangre menstrual

¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (I)

¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (I)

“María, te he oído decir que no es normal, pero a mí me duele la menstruación ¿Qué puedo hacer?”

Por suerte, esta es una pregunta cada vez más frecuente en mis consultas.

Hace poco me comentaba Marina Pérez, de Endofem, que de vez en cuando le llegan mujeres comentándole que están preocupadas porque no les duele menstruar y no saben si es normal.

Hace poco una amiga me contó que casi se pelea con su grupo de amigas porque no la creían cuando les decía que menstruar no tiene que doler.

En este punto estamos, y no me extraña porque llevamos mamando toda nuestra vida que es normal que nos duela menstruar.

Pues NO es normal que nos duela y con este artículo empiezo una serie para que podamos tener un poquito de luz y algunos recursos para aliviar o solucionar nuestro dolor.

¡Allá vamos!

Lo primero a tener en cuenta es descartar que exista alguna patología.

Por suerte cada vez tenemos más claro que no es normal que nos duela menstruar.

Podrá ser normal por frecuente, pero no por fisiológico. Una cosa es que notemos ciertas incomodidades, algo de inflamación, etc.

Pero la menstruación no te debe dejar doblada y echa mierda.

“Pero a mí… ¡Me duele la menstruación!”
Si no es normal ¿Por qué es tan habitual?

 

Porque las causas, la mayoría de las veces, vienen influidas por nuestros hábitos de vida: principalmente la alimentación, el ejercicio, el descanso y el estrés.

El primer paso es acudir a nuestra ginecóloga de confianza y que nos ayude a descartar la presencia de alguna patología ginecológica.

Me duele la menstruación

De todas formas, incluso si hubiera una patología existen ciertas causas físicas a tener en cuenta y que podemos abordar de diferentes manerad.

¿Qué causas físicas debemos tener en cuenta?

 

1. La musculatura del periné:

A lo mejor te suenan los términos hipertonía, punto gatillo o síndrome miofascial.

Todos ellos hacen referencia al estado de base de los músculos, y en todos ellos uno de los síntomas posibles es el dolor local o reflejo. En el caso de la musculatura del suelo pélvico estos problemas pueden ser causa de dolor referido hacia la zona de los ovarios, útero, glúteos, ingles, entre otras zonas de la pelvis.

 

2. Adherencias o cicatrices:

Todas las cicatrices generan adherencias, es decir, zonas de tejido que son menos móviles porque están adheridas y por lo tanto provocan una pérdida de la elasticidad en las estructuras pélvicas.

Todas las estructuras de nuestro cuerpo, en general, y de la pelvis, en particular, tienen cierta capacidad de movimiento interno y en relación a las estructuras vecinas.

Por ejemplo, el útero se contrae durante el orgasmo o la menstruación, pero también se coloca más vertical respecto a su posición original (lo más habitual es que esté apoyado hacia la vejiga). La pérdida de esta movilidad se puede traducir en dolor.

 

3. Falta de movilidad pélvica:

Si no movemos la pelvis se pierde la movilidad de las estructuras internas.
Es decir, para que se creen adherencias no hace falta que haya una cicatriz; basta con que no movamos una zona del cuerpo.
Esto es muy fácil de entender si pensamos en lo que pasa cuando nos escayolan un codo o una mano, por ejemplo. Cuando nos quitan la escayola hay que recuperar la movilidad de las diferentes estructuras en todos los planos de movimiento, ya que la falta de movilidad ha provocado que la mano o el codo se queden rígidos.

Pues lo mismo en nuestra pelvis y sin necesidad de escayola.

 

4. La postura:

Imagina tu abdomen y tu pelvis como si fueran un globo. Todo lo que apriete el globo desde arriba (es decir, desde el diafragma) va a provocar que mandes una presión “extra” hacia tu pelvis menor y tu periné. Esto se puede traducir en un aumento de la congestión pélvica.

La congestión ocurre cuando hay un exceso de inflamación y retención de líquidos en una zona del cuerpo. Se ve afectada la circulación y también puede provocar dolor. La congestión pélvica también se puede ver afectada por la falta de movilidad.

Como te debes estar dando cuenta ya muchos de estos motivos se retroalimentan.

 

5. Sensibilización central:

En una casa con una alarma esta debería saltar cuando entran los ladrones, no cuando se posan unos pájaros en la ventana.

Esto es lo que pasa cuando tenemos sensibilización central.

El cerebro falla al evaluar la amenaza que supone una situación y manda señales de dolor cuando no debería haberlas. Como dice el gran neurólogo y experto en dolor crónico Arturo Goicoechea: “El cerebro es idiota”. Es un gran resumen.

Otra de las frases del doctor que más me gustan es dolor no es igual a daño.

El cerebro está “programado” para garantizar nuestra supervivencia y hará todo lo que esté en su mano para ello.

Pero a veces se equivoca. Parece increíble, pero así es.

La sensibilización central es un fenómeno complejo que aparece en algunos casos de dolor crónico. Y el dolor menstrual ciclo tras ciclo es un dolor crónico. Intermitente, pero crónico.

La buena noticia es que de todo se sale, sólo hay que saber cómo tratar estos casos teniendo en cuenta que hay que empezar por nuestras propias creencias. Si quieres saber más puedes encontrar al equipo del bueno del doctor Goicoechea como Goigroup.

 

Hasta aquí la primera parte de esta serie. En el próximo artículo te contaré diferentes herramientas que te pueden ayudar a aliviar o a disminuir el dolor menstrual.

 

Si tienes dolor con la menstruación una fisio especializada en salud pélvica y menstrual te puede ayudar.

¿Quieres una consulta conmigo?

– Podemos vernos online (entra aquí para ver toda la información)

– O presencialmente en Centro Aúpale (San Sebastián de los Reyes) y en tu domicilio si vives en la sierra noroeste de Madrid (Hoyo de Manzanares, Torrelodones, Moralzarzal, Galapagar, Villalba y alrededores).

¡Qué tengas una gran semana!

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

Acabas de leer “¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (I)”. Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:
∞ ¡Me duele la menstruación! ¿Qué hago? (II)
∞ Mi regla muchas veces ha sido un suplicio
∞ Yoga y menstruación ¿Invertidas sí o no?
∞ No sin mi sangre: prejuicios y maravillas de la sangre menstrual

Postura y suelo pélvico, taller de tronco y sorpresitas

Postura y suelo pélvico, taller de tronco y sorpresitas

🙃 ¿Qué tiene que ver la postura y suelo pélvico?

💦 ¿Puede causar mi postura incontinencia?

🙋🏼‍♀️ ¿Qué debo tener en cuenta para cuidar mi periné?

 

👉🏻 En este directo voy al grano y te cuento 5 pautas sencillas para cuidar tu periné en tu día a día a través de la postura:

☝🏻 Desbloquea tus rodillas.
✌🏻 Crece, elóngate.
👌🏻 Enraiza tus pies.
✋🏻 Realiza una respiración costal amplia.
🤚🏻 Ten una Actitud Activa.

🌟 Una herramienta súper potente para entrenar tu postura y tu periné es el tronco (Método 5P).

🌳 Con el tronco conseguimos estimular los receptores posturales de los pies para que la musculatura estabilizadora del cuerpo responda de forma refleja y se equilibre.

➕ Además, dentro de esta musculatura estabilizadora se encuentra tu suelo pélvico y tu abdomen profundo.

👩🏼‍🏫 Yo le enseño el trabajo con el tronco a la mayoría de mis accientes en consulta.

😯 ¡Los resultados son espectaculares!

🌞 Además, ya tengo una fecha para la próxima edición del taller online de tronco:

🗓 Será el lunes 5 de abril a las 18h de la tarde y quedará grabado 🎥 por si no puedes asistir al directo.
Puedes comprar el taller online de tronco por 15€… Pero sigue leyendo, que ahora vienen las sorpresas.

🤩Para que saques el mayor provecho te propongo 3️⃣ packs que estarán en OFERTA hasta el miércoles 17 de marzo:

☝🏻 Taller de tronco ➕ taller de sexualidad femenina: 33€ en vez de 42; te ahorras más de un 21%.

✌🏻 Taller de tronco ➕ consulta online: 49€ en vez de 60; te ahorras más de un 18%.

👌🏻 Pack COMPLETO, la joya de la corona… Con este lo vas a FLIPAR:
🔥Taller de tronco ➕ taller de sexualidad ➕ consulta online ¡Por sólo 67€! Tiene un valor de 87€…

➕➕➕ Te llevas totalmente GRATIS la grabación del taller de relajación valorado en 7€.
Te ahorras más del 28% ¡Locura! 🤪

🙆🏼‍♀️ Solo tienes que entrar al link de mi perfil y elegir la opción que más te guste.

¿Conocías como tu postura influye en tu suelo pélvico?
¿Haces algo para remediarlo?
💬 Estoy deseando en los comentarios.

¡Y no olvides pasar por la tienda antes del miércoles!

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

Acabas de leer “Postura y suelo pélvico, taller de tronco y sorpresitas”. Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:

Método 5P o cómo un tronco te puede ayudar a mejorar tu postura.
∞ Postura y periné.

Yoga y menstruación ¿Invertidas sí o no?

Yoga y menstruación ¿Invertidas sí o no?

Hace poco me contactó Mataji Radha, de la Escuela de Yoga Integral Mahashakti, para preguntarme sobre una duda que tiene desde hace tiempo en cuanto a la práctica del Yoga: ¿Es nocivo hacer invertidas durante la menstruación?

Es una cuestión con la que yo me he encontrado de vez en cuando a largo de mi vida, y a mí también me genera dudas.

La verdad es que nunca lo había reflexionado en profundidad, soy “yogui intermitente”, aunque ahora un poquito más constante. Pero sí que me había llamado poderosamente la atención.

Mataji me dijo que estas recomendaciones frenan a muchas mujeres para siquiera probar sus propias sensaciones durante su regla.

Con su pregunta me recordó la formación de procesos vitales femeninos que hice hace unos años y en la que el Yoga fue una parte importante.

Una de las profesoras había preguntado a todos los maestros yoguis que tenía sobre ello y ninguno le pudo dar un motivo con fundamento por el que no se pudieran hacer invertidas durante la menstruación.

Yo le comenté a Mataji que a mí personalmente no me cuadra que haya un motivo fisiológico por el que no se puedan hacer.

Una de las teorías por las que podríamos dar por cierta esta prohibición es la existencia de la menstruación retrógrada (MR).

La MR es el proceso fisiológico por el cual la sangre menstrual fluye a través de las trompas uterinas hacia la cavidad pélvica.

La MR ha sido barajada como posible causa de la endometriosis. Esto, hoy en día, sigue siendo motivo de debate entre los investigadores, pero la gran mayoría se inclinan a descartarlo.

Por otra parte, se desconocen los mecanismos precisos que provocan la MR, aunque sí se sabe que ocurre en un porcentaje muy alto de mujeres. Mucho más alto que mujeres con endometriosis. Además, a nivel celular el tejido endometrial no es exactamente igual que el tejido endometriósico.

Por lo tanto, por un lado, desconocemos si las inversiones durante la menstruación pueden favorecer el reflujo de la sangre a través de las trompas uterinas a la cavidad abdominal. Y, por otro lado, investigadores de referencia en el estudio de las causas de la endometriosis descartan que la MR pueda ser una causa principal de la enfermedad.

A nivel personal yo sí hago invertidas cuando estoy menstruando: me alivian en muchos casos la sensación de congestión y, si lo tengo, el dolor. También practico hipopresivos por los mismos motivos.

La conclusión a la que llegamos tanto Mataji como yo es que cada mujer puede probar sus efectos en su propio cuerpo y en cada momento. Yo no concibo que una práctica que me causa alivio me pueda estar haciendo daño. Por otro lado no siempre me apetecen las mismas cosas durante mi regla.

Mataji ha escrito un artículo sobre ello en la revista Yoga Journal en la que también habla de como las creencias pueden influir en la respuesta fisiológica de nuestro cuerpo y plantea la primera de las reflexiones que os queremos hacer llegar:

“¿Podría ser que la creencia de que las posturas invertidas son nocivas durante la menstruación condicione mi propia experiencia?”

También nos deja una publicación en el perfil de Instagram de la escuela donde os invito a pasaros y abrir un debate saludable sobre el tema. A parte de la pregunta que tenéis justo encima os planteo las siguientes para que podais compartir vuestras relfexiones:

¿Practicas invertidas durante la menstruación?

Si la respuesta es no ¿Qué te retiene?

Si la respuesta es sí ¿Por qué lo haces?

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

BIBLIOGRAFÍA

  • Sampson JA. Metastatic or Embolic Endometriosis, due to the Menstrual Dissemination of Endometrial Tissue into the Venous Circulation. Am J Pathol. 1927 Mar;3(2):93-110.43. PMID: 19969738; PMCID: PMC1931779.
  • D’Hooghe TM. Invisible microscopic endometriosis: how wrong is the sampson hypothesis of retrograde menstruation to explain the pathogenesis of endometriosis? Gynecol Obstet Invest. 2003;55(2):61-2. doi: 10.1159/000070175. PMID: 12771450.
  • Filby CE, Rombauts L, Montgomery GW, Giudice LC, Gargett CE. Cellular Origins of Endometriosis: Towards Novel Diagnostics and Therapeutics. Semin Reprod Med. 2020 May;38(2-03):201-215. doi: 10.1055/s-0040-1713429. Epub 2020 Nov 11. PMID: 33176364.
  • Redwine DB. Was Sampson wrong? Fertil Steril. 2002 Oct;78(4):686-93. doi: 10.1016/s0015-0282(02)03329-0. PMID: 12372441.
  • Bokor A, Debrock S, Drijkoningen M, Goossens W, Fülöp V, D’Hooghe T. Quantity and quality of retrograde menstruation: a case control study. Reprod Biol Endocrinol. 2009 Oct 30;7:123. doi: 10.1186/1477-7827-7-123. PMID: 19878540; PMCID: PMC2789082.

Acabas de leer “Yoga y Menstruación”. Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:

Mi regla muchas veces ha sido un suplicio
5 consejos para cuidar tu suelo pélvico si practicas Danza Aérea
Suelo pélvico y danza aérea

Tu Rutina Pélvica, incluye el cuidado de tu periné en tu día a día

Tu Rutina Pélvica, incluye el cuidado de tu periné en tu día a día

¿Cuántas veces has pensado en incluir en tu día a día el cuidado del tu periné?

Unos kegels por aquí, unos hipopresivos por allá…

🙆🏼‍♀️ Pero ¿sabes que existen mil formas de cuidar de tu salud pélvica?

¿Y que esas mil formas pueden ser muy divertidas y muchas de ellas no te requerirán más de 1 o 2 minutos al día?

La semana pasada estrené “Tu Rutina Pélvica, por tu cara bonita” para la Comunidad de Mujeres Conscientes (mi newsletter, para que nos entendamos).

👌🏻 En Tu Rutina Pélvica te mando con cada email una propuesta, juego o ejercicio, que puedas hacer todos los días y que te lleve poco tiempo.

De esta forma te puedes ir quedando con lo que a ti más te aporte y así crear tu propia rutina, que no sólo cuidará de tu pelvis, tu periné y tu abdomen, si no de todo tu cuerpo.

👉🏻 Te voy a poner de ejemplo la rutina del primer email:

∞ Elige una palabra relacionada con tu periné y tu pelvis. Tiene que ser una palabra que no uses habitualmente, por ejemplo VULVA (en mi caso Vulva no serviría jejeje).

∞ Guárdala en la recámara y “cuélala” en alguna conversación a lo largo del día. No se trata de soltarla sin más, que ya te estoy imaginando gritando vulva por el supermercado. Por ejemplo, puedes decirle a una amiga: “Te recomiendo que escuches La Vulva de Venus, el podcast” 😋

∞ Te dejo una lista con diferentes ideas de palabras, escoge una o piensa en la tuya propia :D:

Vagina, vulva, introito vaginal, clítoris, útero, ovarios, trompas uterinas, sacro, periné, suelo pélvico, diafragma pélvico, próstata femenina, uretra, isquion, cresta iliaca, pubis, monte de Venus, punto G, labios externos, perineo.

💬 Y si te animas cuéntame qué palabra has elegido y dónde la has utilizado.

Si te quieres unir a Tu Rutina Pélvica y además tener acceso a mi Masterclass sobre Respiración, Postura y Suelo Pélvico sólo tienes que pinchar aquí.  🤗

PD: por favor, por favoooorrrr… Si te decides por ir gritando Vulva en el supermercado ¡Graba las reacciones de la gente! Te juro que pagaría por ver eso 🤣🤣🤣

¡Un abrazote!
María (◠‿◠)

¿Quieres aprender más rutinas pélvicas acompañada por mi? Nos vemos en las consultas online para hablar de esto y de mucho más :D

María Pérez
Fisioterapeuta colegiada nº 6687

Acabas de leer “Tu Rutina Pélvica”. Si quieres saber más te invito a echarle un vistazo a:

Cuida y conecta con tu tu suelo pélvico ¡Usa tu vibrador!