Mi regla muchas veces ha sido un suplicio.

Mi regla muchas veces ha sido un suplicio.

Todo empezó a los 12 años con mi primera regla.

 

¿Qué recuerdo? Desconocimiento y vergüenza. Dolor que una vez al mes me hacía postrarme en el suelo del baño y vomitar hasta los higadillos.

También ciclos muy irregulares. Ahora sé que esto es normal y que es cuestión de tiempo (normalmente años) que el ciclo se vuelva “regular”.

A los 16 años casi me desangro. Literalmente. Me tuvieron que ingresar unos días en La Paz y hacerme un par de transfusiones.

¿Qué recuerdo? Por un lado, la acusación de algunos “profesionales” que estaban convencidos de que era un aborto, cuando yo había dicho por activa y por pasiva que era imposible. Por otro lado, el PÁNICO a que me volviera a pasar.

El primer “diagnóstico” fue desarreglo hormonal.
“¿Y cómo se arregla un desarreglo hormonal?” Pensé yo.
Nadie me lo supo decir.

El segundo fue síndrome de ovario poliquístico (SOP). Pero esto tampoco es un motivo para desangrarse… La “solución” fue un tratamiento hormonal.

Maravilloso. Mis ciclos se regularizaron y ya no había tanto dolor.

¿Maravilloso? Realmente yo no tenía ciclo, lo que hacían esas pastillas era artificial, no ovulaba y las mujeres necesitamos ovular para estar sanas.

Dejar ese tratamiento fue un suplicio para mí. PÁNICO again

Sobre el SOP llegué a leer que el motivo era que tenía un problema con mi feminidad… Por un rato hasta me lo creí. Acabé pensando que existen tantas feminidades como féminas y para mí eso no era un problema.

A los 20 años usé el anillo anticonceptivo por una larga temporada. De nuevo ciclos regulares y poco dolor. Perooooo… Bye, bye ovulación. Todo esto yo no lo sabía en ese momento, claro está.

Y más o menos hace 10 años que dejé el anillo, descubrí la copa menstrual y empecé a experimentar conmigo misma, a conocerme y preguntarme porqué un proceso fisiológico me hacía sentir tan mal.

A lo mejor estáis pensando: “Jo María, estabas en la semana del placer ¿A qué viene esto?”

¿Sabéis que es un pequeño placer para mí?

Sentir la sangre salir de mi útero y acompañar las contracciones.

No os diré que la regla para mí ahora es un absoluto placer porque os mentiría. A veces sigo teniendo dolor. Pero ahora tengo un montón de herramientas y de conocimientos que me han llevado incluso a tener momentos de placer.

Por eso he parido el taller “Cuidando mi regla: Menstruación, suelo pélvico y gestión del dolor”. Para poder compartir todas esas cositas que tengo dentro y que os pueden ayudar a vosotras.

Os voy a confesar una cosa… No tenía mucha fe en que nadie se fuera apuntar y viendo que cada vez se animan más mujeres me he venido arriba y lo voy a dar TODO. Ya os digo que lo mismo nos alargamos más de una hora…

¿Qué NO es este taller?

  • Probablemente NO es la panacea para tu dolor, pero tendrás un montón de herramientas para gestionarlo y para encontrar un poquito de placer incluso.
  • NO os voy a dar un diagnóstico de porqué os duele a vosotras la regla. No lo puedo saber ¡Ojalá!

Y ya termino, que iba a escribir unas líneas y me he liado un poquito… Sólo quiero decirte bien alto ¡QUE NOS DUELA LA REGLA NO ES NORMAL!

*El taller Cuidando mi regla: Menstruación, suelo pélvico y gestión del dolor está grabado y una vez tengas acceso podrás verlo durante un mes. Puedes inscribirte al taller pinchando aquí.

Episiotomía y fisioterapia: “Han pasado dos años y aún me duele”.

Episiotomía y fisioterapia: “Han pasado dos años y aún me duele”.

– Hace dos años que di a luz y aún me duele la cicatriz.- Me dijo M. – ¿Aún? ¿Y no te dan una solución? Yo no había empezado a especializarme en salud de la mujer pero aquello no me cuadraba. – No, me dicen que es normal, que ya se pasará. M me comentó esto de pasada al finalizar una clase de Pilates. Parecía más que resignada ¿Cómo no lo iba a estar tras dos años oyendo las mismas “soluciones”? Cada vez que me preguntan que porqué me dedico a la fisioterapia uroginecológica me viene este episodio a la cabeza. No era la primera vez que oía hablar de esta especialidad y me resultaba lejana y ajena. En la carrera no había visto gran cosa, pero esta fue la primera vez que me interesé realmente por ella.  A raíz de esto puedo decir que empecé mi especialización. Descubrí que NO ES NORMAL seguir teniendo dolor tras una episiotomía dos años después ¡Ni mucho antes! Marta, María, Miriam… M es una de muchas mujeres que siguen soportando dolor tras una episiotomía. Esta historia ha seguido repitiéndose a lo largo de los últimos años, no sólo a mí, también a otros compañeros de profesión. Por desgracia las circunstancias en aquel momento hicieron que dejara de tener contacto con M y no pude hablarle de mis “descubrimientos” así que espero que de una forma o de otra le haya llegado esta información y haya podido dejar atrás su dolor. Sin embargo espero que esta simple frase pueda llegar a aquellas que aún lo necesitan:

¡Tu dolor no es normal!

Os animo a compartir esta historia pues puede ser la de una mujer cercana a ti. Y si eres esa mujer ¡Ponte en contacto con un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico y descubre lo que puede hacer por ti!

María Pérez Nº de colegiada: 6687

Me encontrarás pasando consulta y otras actividades en Hoyo de Manzanares y en San Sebastián de los Reyes. Contacta conmigo en el 630201316 (también vía Whatsapp) o en conciencia.eti@gmail.com
Cuatro recomendaciones de fisioterapia para cuidarte tras el parto

Cuatro recomendaciones de fisioterapia para cuidarte tras el parto

En el primer mes tras el parto es cuando el suelo pélvico, y en general todas las estructuras de la pelvis menor, corren un mayor riesgo de sufrir lesiones. Estas pueden dar la cara en el mismo postparto o años después.

 

Así que aquí tenéis 4 consejos de fisioterapia para evitar problemas:

 

1. Respetar el primer mes tras el parto es muy importante: estar recostada o tumbada el mayor tiempo posible, paseos cortos de unos 15 minutos y no hacer esfuerzos ni coger peso más que el bebé. En este periodo el suelo pélvico está muy débil y es muy fácil que nos hagamos daño sin querer.

 

2. Si hay puntos es normal que haya molestias pero estas deben ir disminuyendo según van pasando los días. No es normal que tengas mucho dolor, en este caso consúltanos.

 

3. Tras el primer mes acude a una fisioterapeuta especializada en uroginecología para que haga una valoración en profundidad de la musculatura y el estado de tu cuerpo en general, de esta forma evitarás futuros problemas. La valoración que hacemos los fisioterapeutas es distinta a la que te hace la ginecóloga o la matrona: nosotros miraremos en profundidad tu postura y cómo está afectando a tu recuperación, el estado de tu musculatura tanto abdominal como perineal, veremos cómo están afectando tus hábitos, controlaremos el estreñimiento, etc.

 

4. Es muy importante que evites el estreñimiento al máximo. Existen medidas que te ayudarán, consúltanos. Para ir abriendo boca puedes echarle un vistazo a este artículo.

 

Para más información:

 

Si quieres resolver tus dudas o reservar una cita llámame al 630.20.13.16 o escríbeme a conciencia.eti@gmail.com
Histerectomía: Algunas cosas que deberías saber

Histerectomía: Algunas cosas que deberías saber

La fundación HERS es una asociación estadounidense que se dedica a difundir información que toda mujer a la que se ha prescrito una histerectomía debería saber. Entre otras cosas ofrecen un servicio de segunda opinión médica para mujeres que quieran saber si realmente necesitan esa operación o existen otras alternativas. Resumiendo y como ponen en su web:

 

“HERS es una organización independiente e internacional dedicada a la histerectomía. HERS aboga porque las mujeres tomen decisiones médicas plenamente informadas “

preparar histerectomia fisioterapia suelo pelvico madrid

Imagen: Hillary Johnson

Por ello, por el desconocimiento que encuentro en consulta y por la cantidad de visitas que recibe la web a diario en la entrada “Histerectomía abdominal ¿Cómo prepararte y rehabilitarte?” veo que existe una falta de información que rodea esta intervención y os traduzco aquí la página de “Hechos sobre la histerectomía” de la Fundación HERS. Como algunas de vosotras ya sabéis creo que la información es poder y en este caso nos ayuda a prepararnos tanto física como psicológicamente en caso de que la intervención sea necesaria realmente.

 

1. Las mujeres señalan una pérdida de sensaciones físicas en las relaciones sexuales después de una histerectomía.

2. La vagina se acorta, cicatriza y se puede dislocar tras una histerectomía.

3. La histerectomía es un daño permanente. Entre sus consecuencias más comunes, a parte de las posibles lesiones derivadas de la operación, encontramos:

– Enfermedades del corazón
– Pérdida del deseo sexual y de la excitación
– Aumento de peso
– Osteoporosis
– Dolor e inmovilidad articular y muscular
– Relaciones sexuales dolorosas
– Desplazamiento de la vejiga, intestino y otros órganos pélvicos
– Infecciones del tracto urinario, en la frecuencia miccional e incontinencia
– Estreñimiento crónico y trastornos digestivos
– Fatiga debilitante
– Pérdida de fuerza y/o resistencia
– Alteración del olor corporal
– Pérdida de memoria a corto plazo
– Embotamiento de las emociones, cambios en la personalidad, desánimo, irritabilidad, ira, reclusión y pensamientos suicidas

 

4. No existen fármacos ni otros tratamientos capaces de reemplazar la función y hormonas ováricas y uterinas. La pérdida es permanente.

 

5. El término médico para la extracción de los ovarios es castración. El 73% de las mujeres son castradas durante la histerectomía (no sabría deciros si se llama así habitualmente en España, yo sólo lo he escuchado en operaciones a mascotas, sin embargo no deja de ser una castración).

 

6. Los ovarios y el útero funcionan durante toda la vida en las mujeres que no han sido histerectomizadas o castradas.

 

7. El 98% de las mujeres que HERS derivó a un ginecólogo certificado por la fundación después de que les prescribieran una histerectomía descubrieron que, de hecho, no las necesitaban.

8. Ginecólogos, hospitales y compañías farmacéuticas hacen más de 17 billones de dolares al año del negocio de la histerectomía (entiendo que este dato es sólo de Estados Unidos, pero no lo especifican en la web).

 

Resumiendo la histerectomía no necesaria es una mutilación y tiene consecuencias para el resto de nuestras vidas: si tienes dudas pide una segunda opinión con un ginecólogo de confianza.

 

En caso de que la operación sea realmente necesaria previendo todo esto podemos prepararnos.

 

Y es que afrontar una operación de este tipo con una preparación física, mental y emocional suficiente hace que la recuperación sea mucho más fácil.

 

La decisión siempre es vuestra y hagáis lo que hagáis os recomiendo que os rodeéis de profesionales que os den seguridad y confianza.

 

Si ya has pasado por una histerectomía y sufres alguna de estas consecuencias recuerda que los fisioterapeutas especialistas en ginecología y obstetricia te podemos ayudar con muchas de ellas. Además a raíz de una histerectomía puedes empezar a notar síntomas relacionados con el suelo pélvico.

 

Para saber más:
– Página de la Fundación HERS, donde encontraréis mucha más información.

Si te ha gustado esta entrada y crees que puede ayudar a otras mujeres de tu entorno compártela.

María Pérez, fisioterapeuta experta en salud femenina, uroginecología y obstetricia.

La Tienda Roja (documental): Premiere en Parla

La Tienda Roja (documental): Premiere en Parla

El próximo viernes 5 de septiembre nos unimos a la celebración mundial por el 2º aniversario de la película sobre La Tienda Roja (“Cosas de las que no hablamos. Historias de mujeres desde la tienda roja”).La Tienda Roja

¿Qué es una Tienda Roja?

La “Tienda Roja” es muchas cosas para mucha gente. Es un espacio de tela parecido a un útero, es un espacio donde las mujeres se reúnen, es un icono y es un estado de mente – todos estos conceptos inspirados por el libro de [Anita] Diamant. Algunas mujeres crean espacios de tela especificos para honrar su menstruación. Otras crean espacios donde cuidar de sí mismas, promover conversaciones entre las mujeres o realizar talleres y otros eventos para ellas.

[Extraído y traducido de la web de la película].

¡No te pierdas nuestra premiere gratuita en La Casa Arcoíris (Parla) a las 17,30h!

Aquí tenéis el trailer:

Si queréis ver otras proyecciones podéis verlas aquí. Y si no puedes unirte a ninguna de ellas apúntate para verla desde tu casa los días 5 y 6 de septiembre.

Como siempre puedes seguirme en Facebook para estar al tanto de todas las novedades y  si conoces a más mujeres interesadas ¡No dudes en difundir!

Para saber más:

Página oficial de la película. – Primeras páginas del libro “La Tienda Roja” de Anita Diamant.